Diferencia entre acero inoxidable 304 y 316

¿Sabes cuáles son las diferencias entre el acero inoxidable 304 y 316? Son dos tipos de acero que tienen usos comunes, pero también cuentan con una serie de diferencias, si bien ambos materiales se utilizan especialmente en los ámbitos industriales y de la construcción.

Diferencias entre el acero inoxidable 304 y 316

La principal diferencia es la adición de molibdeno, una aleación que incrementa de forma drástica la resistencia a la corrosión, sobre todo en ambientes más salinos o con una mayor exposición al cloruro. En este sentido, el acero inoxidable 316 contiene molibdeno mientras que el acero 304 no.

Características y utilidades del acero inoxidable 304

Este acero es el tipo más común de acero inoxidable usado en el planeta gracias a su gran resistencia a la corrosión. Tiene entre un 16 y 24 % de cromo y hasta un 35 % de níquel. Se trata de un elemento capaz de resistir los ácidos más oxidantes.

En cuanto a sus usos, es un material que se emplea en los tanques de almacenamiento, en las ollas y las sartenes, en los tubos de equipos o en los electrodomésticos residenciales.

¿Quieres más información? 👇

Características y utilidades del acero inoxidable 316

Se trata del segundo tipo más común de acero inoxidable y destaca por tener hasta un 3 % más de molibdeno, lo que incrementa la resistencia a la corrosión contra cloruros y otros solventes de uso industrial.

Por este mismo motivo, resulta de gran utilidad para la fabricación de productos químicos, para el transporte industrial, para los recipientes a presión, para las cocinas comerciales o para los equipos médicos.

En resumen, el acero inoxidable 304 y 316 tiene diferencias en función del uso que queramos darle. En Moralsa estamos especializados en la fabricación de este tipo de aceros. No dudes en ponerte en contacto con nosotros cuando necesites más información.

Sin comentarios

Añadir un comentario