Tipos de chapas metálicas y sus utilidades

Una chapa metálica es una lámina delgada, generalmente de diferentes espesores, que utilizamos en construcciones mecánicas. En función del metal con el que estén fabricadas, el grosor, la dureza y el uso para el que estén destinadas, en el mercado vas a poder encontrar varios tipos de chapas metálicas.

Chapa metálica de acero laminado

Las tenemos de varias formas, principalmente en frío y en caliente. Las primeras ofrecen una gran dureza y resistencia y son utilizadas para aplicaciones en las que la calidad del acabado superficial y las tolerancias dimensionales son críticas. Por ejemplo, componentes de automóvil o en el sector de la construcción.

Las de acero laminado caliente tienen espesores de entre 2 y 8 milímetros y son menos resistentes, además de proporcionar un acabado más deslucido. Por eso las verás en proyectos menos exigentes. Las de acero laminado caliente en seco se usan en esculturas de arte, pues admiten muchas variaciones de color.

En cuanto a las de acero dulce, cuentan en su aleación con menos carbono y también reaccionan muy bien a manipulaciones como la soldadura. Las encontrarás principalmente en la carrocería de los automóviles y su espesor va desde 1,7 hasta 60 milímetros.

Chapa metálica de aluminio

Es de las más comunes, junto con las de acero. Al ser un material blando, comprobarás que incluyen aleaciones con otros materiales como el hierro, magnesio, sicilio o cobre para incrementar su resistencia. En general, las chapas de aluminio son tratables térmicamente y resistentes a la corrosión. Se usan mucho en el sector de la joyería, electrodomésticos y componentes electrónicos.

Las hay también fabricadas en bronce, en hierro galvanizado y otros materiales. Dependerá del uso para el que vayas a destinarlas. Todas ellas pueden ser lisas, perforadas o lijadas. ¿Requieres asesoramiento sobre la chapa metálica que necesitas? En Aceros Morales, S.L. llevamos décadas trabajando en el sector del acero.

¡Estaremos encantados de ayudarte!

moralsa

Sin comentarios

Añadir un comentario